Más de un 55% de las personas que tienen tatuajes se arrepienten a los pocos años de habérselo hecho pero ya no es un problema como antes, un tatuaje sólo es para siempre si tú lo deseas.
Hasta hace pocos años, los tatuajes se eliminaban con métodos muy agresivos, se basaban en la eletrocuagulación o la dermoabrasión, estirpando la piel tatuada y produciendo muchas y visibles cicatrices. Hoy en día se emplea un láser específico para eliminar los tatuajes de forma eficaz, sin lesionar la piel circundante, sin dejar cicatrices y de forma paulatina.

En la gran mayoría de los casos, con la tecnología láser Q-switch, se pueden eliminar tatuajes de todos los colores en un 90% 100% y en el caso de que no se pueda eliminar totalmente, el resto sería imperceptible a simple vista.
Los resultados son visibles desde la primera sesión láser, pero el cliente deberá esperar entre 20 y 25 días para empezar a verlos, ya que es el tiempo necesario para que el cuerpo elimine las partículas de tinta a través del sistema linfático.
Desde la primera sesión se pueden apreciar los resultados. Se atenúa el color al instante de realizarla.

La eliminación de un tatuaje es más soportable que cuando se realiza. Para no sentir molestias, se recomienda aplicar una crema anestésica en el área antes de realizar la sesión, con el fin de aportar máximo confort.
El tiempo de cada sesión depende del tamaño del tatuaje a eliminar. Para tratar un tatuaje con una superficie de 10cm² el tiempo será entre 5 minutos. Pueden ser algunos minutos más en el caso de tatuajes de mayor tamaño, y cuya tinta esté más profunda en la piel.

La eficacia y rapidez para eliminación de un tatuaje depende de varios factores:

Color del tatuaje

Pigmento de color negro y azul oscuro
Responden de forma óptima al láser, y por ello los que menos sesiones necesitan para ser eliminados.
Pigmento de color azul, verde y los tonos que tienen estos colores en su composición:
La respuesta al tratamiento con láser depende de la cantidad de óxido de titanio y de zinc que contenga.
Tinta de color amarillo y rojo buena respuesta al tratamiento con láser

Tipo de tatuaje:

Tatuaje profesional
Es el tipo de tatuaje que más sesiones necesita para su eliminación total. Precisa una media de 10 sesiones.
Tatuaje no profesional
Este tipo de tatuajes se realizan con tintas de poca calidad y menor fijación, por lo que la cantidad de pigmento es menor y suele ser más superficial. Se estima que son necesarias una media de 8 sesiones para su eliminación.
Micropigmentaciones o maquillaje permanente
La micropigmentación es más fácil de eliminar. Se estiman 3 sesiones para su completa eliminación.

Área corporal:

En las zonas en las que la piel es más fina, como muñecas, cuello, escote, harán falta pocas sesiones.
En las zonas como piernas, brazos y espalda, la piel es más gruesa, por lo que requieren un mayor número de sesiones.

Color de la piel

Pieles claras: muy buena respuesta del láser de Laserluz LRS, se notan los resultados con menos sesiones.
Pieles más oscuras: requieren más sesiones para quitar tatuajes.

¿Cómo actúa nuestro equipo EstéticaDiez?

El láser se aplica sobre la piel mediante disparos de alta energía en lapsos de tiempo muy cortos. Mediante el efecto fotoacústico produce el estallido de las partículas de tinta, que se dispersan en micropartículas, que son así fácilmente eliminadas por los macrófagos y por el sistema linfático.
Cuando la luz del láser actúa sobre la tinta del tatuaje se produce un ligero chasquido y una coloración blanca o gris en la superficie de la zona tratada.
El láser Q-switch no deja cicatrices.

Cuidados de la piel tras la sesión

Tras realizar la sesión la piel puede presentar un enrojecimiento e inflamación del área tratada. En algunos casos, se puede producir una costra, entonces se recomienda aplicar una pomada antiséptica y antiinflamatoria 2 veces al día hasta la curación. Se debe evitar el rascado de la misma y dejar que se desprenda de forma natural.
Después de una semana, la piel tratada puede descubrirse, siempre evitando la exposición solar y aplicando una crema antibiótica.
La siguiente sesión se realiza una vez haya transcurrido un mínimo de un mes desde la primera. Se estima individualmente después de hacer una valoración.
Es importante evitar la exposición directa al sol o rayos UVA en la zona tratada durante los 15 días posteriores a cada sesión.
¿Cuánto tiempo hay que esperar después de hacernos un tatuaje para eliminarlo? Recomendamos dejar transcurrir 6 meses después de haber hecho un tatuaje. A partir de ese momento la piel estará preparada para iniciar la eliminación del mismo sin ningún problema.
¿Puedes volver a tatuar la zona tratada, una vez eliminado el tatuaje?Sí, no hay ningún problema. De hecho en muchas ocasiones se eliminan para realizar otro en la misma zona (cover).